Empecemos por lo importante. “Javier” está bien. Más que bien. Le operaron la semana pasada y parece que hay esperanzas para una recuperación casi plena. Muchas gracias a todos de su parte (y de la mía) por los ánimos que le mandasteis.

Si no sabes de lo que hablo, es que te perdiste la newsletter de la semana pasada. Si te corroe la curiosidad puedes leerla aquí.

Y ahora, al lío. Que hoy toca hacer sangre.

Entre j*oder y j*oder, la semana pasada te dejé una frase bastante lapidaria (y absolutamente cierta) sobre disfrutar de la independencia financiera.

Te dije que esa idea parte de dos premisas que son muy frágiles:

  1. Que la vas a conseguir.
  2. Que cuando la consigas, te quedará tiempo para disfrutarla.

Hoy vamos a insistir en la primera.

Ahora mismo, sin pensar demasiado, se me ocurren tres posibles vías para que alguien como tú o como yo logre ser FIRE:

  1. Que te toque la lotería.
  2. Que heredes una fortuna.
  3. Que lo consigas por ti mismo.

La primera es para soñadores.

La segunda es para vagos.

La tercera es para gente dispuesta a asumir responsabilidades y mojarse el culo. Estos, siempre en mi equipo.

INTERÉS COMPUESTO NEGATIVO

Twitter, Youtube, internet en general y la literatura financiera están repletos de mentes brillantes explicándote lo coj*nudo que es el interés compuesto.

¿Por qué? Porque lo es.

¿Se te ocurren muchas cosas mejores que dinero que se multiplica? A mí, pocas.

Pero, si me vas conociendo, sabes que me gusta darle un giro de tuerca a las cosas y hay algo sobre lo que no he visto tanto contenido.

El “negative compounding” o interés compuesto negativo.

Hablando en plata, el dinero que dejas de ganar con cada c*gada financiera que haces.

Visualize Value publicó justo ayer esta imagen que lo explica a la perfección:

Y lo acompañó de está frase de Charlie Munger que va directa a la línea de flotación de los lobitos de wallstreet:

“The first rule of compounding is to never interrupt it unnecessarily.”

SUEÑOS DE GANANCIA

Igual que las pitonisas pueden ver el futuro en las cartas, hay aspirantes a FIRE que creen que lo pueden ver en una hoja de excel.

Las primeras engañan por dinero, los segundos se engañan con el dinero.

Si lo pienso, casi que respeto más a las primeras. (Ya te he dicho que hoy tocaba sangre). Al menos, ellas si ganan dinero con lo que hacen.

En derecho, existe el concepto de “sueños de ganancia” o “sueños de fortuna” (es hasta poético) que vienen a ser ganancias imaginarias o hipotéticas, mucho más cercanas al deseo que a la realidad.

Mis sueños de fortuna”.

Así es como deberían titular su excel todos aquellos que se ponen un 10% como tasa de interés anual y se quedan tan anchos.

Después, cuando no cumplen. Cambian el excel y todo cuadra de nuevo.

¿No es brillante? P*tos genios.

ANÁLISIS TÉCNICOS

Otro de los temas recurrentes en las redes sociales son los análisis técnicos de empresas.

Gente muy inteligente (esta vez no es irónico) es capaz de analizar los pros y los contras de cada empresa en el corto, medio y largo plazo y hasta emitir una recomendación de inversión.

Yo no se hacerlo. Y este es mi gran poder.

¿Cuál? Ser sincero conmigo mismo y reconocer objetivamente lo que sé y lo que no sé hacer.

Me hago frecuentemente un…

Análisis técnico de mi mismo.

Te he dicho que tocaba sangre. Lo que no sabías es que era la mía.

Así que vayamos directos a la yugular.

¿La sangre es roja no? Pues mira, todo rojo…

CAPÍTULO 1 de mi análisis técnico: No tengo ni p*ta idea de invertir en bolsa.

En Twitter saben todos.

Todos baten al índice.

Todos se adelantan a los mercados.

En twitter nadie pierde. Que p*tos amos.

Deben tener un grupo de whatsapp en el que no estoy invitado. ¡Malditos!

En resumen. si quiero tener parte de mi porfolio en bolsa, creo que mi mejor opción para dejar de hacer el imbécil con mi dinero es indexarme. Aún tengo que estudiarlo.

Pero si crees que en bolsa lo hago mal, espérate que te cuente lo bien que me fue con las criptomonedas.

Compré.💲

Compré más.💲💲

Llegué a revalorizar un 200%.💲💲💲

Mi cartera actual vale un 15% de lo que invertí al principio.👎

Por no saber vender a tiempo, no sólo dejé de ganar un 200%, sino que voy perdiendo un 85%.

CAPÍTULO 2 de mi análisis técnico: No tengo ni p*ta idea de invertir en criptomonedas.

Probablemente sea por eso que, en realidad, tanto las bolsa como las criptomonedas tienen un peso relativamente pequeño en mis inversiones.

A medida que he ido asumiendo lo que no se hacer, he ido poniendo el dinero en donde tengo más conocimiento.

Pero esos capítulos de mi análisis técnico te los cuento otro día.

Hasta aquí la newsletter de hoy.

La única forma que tengo de saber tu opinión es que me la cuentes. Como siempre puedes hacerlo en mi ⏩Twitter

Nos vemos la semana que viene.

Un abrazo.

Álvaro

Lee y sigue las mejores newsletters desde la app de Lettermind
Sigue y lee todas las newsletters desde la app de Lettermind

Para poder crear una alerta y no perderte ninguna newsletter con tus intereses, tienes que iniciar sesión.
INICIA SESIÓN PARA CREAR TU ALERTA

Para poder crear una alerta y no perderte ninguna newsletter con tus intereses, tienes que iniciar sesión.
INICIA SESIÓN PARA CREAR TU ALERTA
Gestiona todas tus newsletters
Gestiona todas tus newsletters desde la bandeja de entrada y aprende cada semana con el mejor contenido filtrado por los creadores.
Gestiona todas tus newsletters
Gestiona todas tus newsletters desde la bandeja de entrada y aprende cada semana con el mejor contenido filtrado por los creadores.

Iniciar sesión

Crear cuenta

Restablecer Contraseña

Iniciar sesión

Crear cuenta

Restablecer Contraseña

Iniciar sesión

Registrar

Recordar Contraseña

Compartir