¬°Y un jam√≥n, dijo la bruja Mon!<!–

Ver este email en tu navegador

¬°Hola, maja!

Si eres empadronada madrile√Īa como nosotras, las estad√≠sticas dicen que es muy probable que votes a Lady Madrid hoy. No queremos influir en tu voto, pero¬†no me mates, Carromero.

Sobre quién ha leído Clara esta semana:

A quién no le ha pasado lo de buscar algo en Wikipedia y acabar en otra noticia que nada tenía que ver. Eso me sucedió a mí, que me puse a investigar sobre la nueva cepa india y acabé descubriendo la historia de Velu Nachiyar, una guerrera india de 1780, ahí es nada.

Sello de Nachiyar de 2008

¬ŅA que t√ļ no tienes un sello con arma de artes marciales? Pues ella s√≠.

Nacida en 1730, Nachiyar era la √ļnica hija del rey Chellamuthu Vijayaragunatha Sethupathy I y la reina Sakandhimuthathal. Con esos nombres, que la llamaran Rani Velu es un milagro, la verdad. Por cierto, puedes escuchar la pronunciaci√≥n de sus nombres aqu√≠. A Nachiyar la criaron como si hubieran tenido un hijo var√≥n: se entren√≥ en tiro con arco, artes marciales como silambam (flipas con este deporte) o valari (una especie de bumer√°n asesino) y equitaci√≥n. Al estilo de otra de nuestras Majas favoritas, la emperatriz Sissi, Nachiyar aprendi√≥ varios idiomas, entre ellos el franc√©s, ingl√©s, tamil o urdu.

Se cas√≥ muy joven, siendo ella princesa, con otro pr√≠ncipe (a ver si te crees que se iba a juntar con un plebeyo) que acab√≥ reinando Sivangangi, un antiguo reino indio. Sivangangi fue invadida por las tropas brit√°nicas y en una de las guerras asociadas a la invasi√≥n, el marido de Nachiyar fue asesinado junto a miles de ni√Īos, ni√Īas y civiles en uno de los episodios m√°s sangrientos del imperialismo brit√°nico. Nuestra Maja pudo huir con su hija y se ocult√≥ durante ocho a√Īos en otra localidad (de nombre tambi√©n impronunciable), donde el sult√°n y el gobierno obviamente quedaron fascinados con su valor y decidieron protegerla a pesar de que ayudar a las mujeres en sus cruzadas no era lo t√≠pico de la √©poca.

Nachiyar a caballo

Que tampoco es que te vayas a negar a proteger a alguien que te viene as√≠, pero es que encima Nachiyar fue s√ļper agradecida con su pueblo de acogida, donde le colocaron una estatua.

En ocho a√Īos oculta t√ļ seguro que te pasar√≠as el cat√°logo de Netflix, pero ella decidi√≥ montarse un ej√©rcito formado por un alto porcentaje de mujeres, con el √ļnico objetivo de recuperar su reino de las sucias manos inglesas. Cogi√≥ a 10.000 soldados, les puso a entrenar en artes marciales (por supuesto que me lo imagino as√≠) y ala, a por los brit√°nicos. Durante esos¬†ocho a√Īos traz√≥ un plan¬†minucioso que culmin√≥ cuando Kuyili, comandante jefa, se inmol√≥ envuelta en explosivos en la edificaci√≥n donde los brit√°nicos acumulaban toda su munici√≥n.¬†

Kuyili Mujer bomba

A Kuyili le llamaban ¬ęVeerthalapathy¬Ľ (la comandante valiente), y es considerada la primera mujer-bomba en contexto b√©lico. Y he elegido esta imagen para que veas el miedo que da.

Of course que Nachiyar y su ej√©rcito vencieron, porque si no hubiera sido as√≠ yo no la habr√≠a conocido, y lograron recuperar la propiedad del reino de Sivangangi. All√≠ rein√≥ durante una d√©cada, y como buena mon√°rquica, traslad√≥ despu√©s el trono a su hija. Y todo esto ocurri√≥ muchos a√Īos antes de la Primera Guerra de Independencia India.

Nunca hab√≠a escuchado hip-hop indio, pero aqu√≠ puedes o√≠r una canci√≥n dedicada a Velu Nachiyar, ‚ÄúOur Queen‚ÄĚ.

Y esta es la historia de cómo una joven mujer fue la primera reina india que venciera a los colonialistas británicos y luchara por su pueblo oprimido. Fascismo o democracia, querida, elige bien hoy, que es 4M.

Sobre quién ha leído Lucía esta semana:

¬°Feliz fiesta de la democracia! Ya s√© que Madrid no es el centro del universo y muchas no vais a votar hoy, pero como ‚Äėvivir a la madrile√Īa‚Äô se ha exportado tambi√©n a otros lugares, os felicito igualmente.

Hoy quería hablarte de un tema fascinante, algo que me viene obsesionando desde hace semanas, pero es que mientras investigaba he encontrado estas fotos de gatitos y necesitaba compartirlas:

Para más postales sufragistas, visita el archivo de Catherine Helen Palczewsk, aunque mi favorita es esta.

A mí me parecen monísimos, pero fueron creados como propaganda antisufragista en Estados Unidos. Representar a las mujeres como gatitos era una forma de minusvalorar sus reivindicaciones: las mujeres, como sus mascotas, debían permanecer en el hogar, no acudir a las urnas. Además, que los gatos no entienden nada de política. No como el perro Lucas.

La asociaci√≥n gato-sufragista enlaza directamente con la imagen de la ‚Äėloca de los gatos‚Äô, aka la solterona, que, seg√ļn algunas autoras, tiene su origen en la √©poca de la caza de brujas. Ambos, brujas y gatos, fueron demonizados y perseguidos durante varios siglos en Europa. En 1484, el Papa Inocencio VIII excomulg√≥ a los gatos (¬Ņ?) y decret√≥ que deb√≠an ser quemados junto a las brujas. Adem√°s, Agnes Waterhouse, la primera mujer ejecutada por brujer√≠a en Inglaterra en 1566, ten√≠a un gato llamado Sat√°n (al que despu√©s convirti√≥ en sapo). Todo esto, claro, seg√ļn los documentos y sentencias¬†de la √©poca.

Todo el mundo sabe que el mejor gato embrujado es Salem¬†doblado al espa√Īol.

Esto √ļltimo es muy importante. Qui√©n nos cuenta la Historia. Lo¬†explica Irene Sol√†, los textos que documentan los procesos judiciales por brujer√≠a en Catalunya ‚Äúfueron escritos a mano por los mismos se√Īores que cogieron a estas mujeres, las torturaron y luego las asesinaron‚ÄĚ. Y claro, as√≠ cualquiera. ¬ŅC√≥mo nos imaginamos a una bruja piruja? Pues como las describieron las autoridades de la √©poca: b√°sicamente as√≠.

¬ęTodas las historias son mentira. √ďyeme. Todas las historias que cuentan. Las que dicen que somos malas. Mentira. Las que dicen que somos buenas y bonitas como la plata y que todos los hombres se encaprichan tanto que se tirar√≠an a las lagunas. Mentira. Las que dicen que somos un misterio misterioso, mentira.¬Ľ

Esto es un fragmento de ‘Canto yo y la monta√Īa baila’, de Irene Sol√†, el libro m√°s bonito que¬†he le√≠do este a√Īo.

Si te digo la verdad, yo siempre me las he imaginado como a las del libro de Roald Dahl: calvas y con guantes hasta en verano. Es la descripci√≥n ‚Äėbrujil‚Äô que m√°s me ha marcado, con permiso de Kika Superbruja y Embrujadas.

Pero las brujas de verdad, o mejor dicho, las mujeres acusadas de brujer√≠a, no viv√≠an en casas de dos pisos en San Francisco. En realidad ¬ęeran viudas, curanderas, mujeres independientes, mujeres migradas, comadronas, mujeres pobres, marginadas‚Ķ mujeres que no cumpl√≠an con su rol normativo de g√©nero y que sirvieron de chivo expiatorio para justificar desastres naturales, epidemias, enfermedades y toda clase de desgracias¬Ľ. As√≠ las describe la campa√Īa ‘No eran brujas, eran mujeres’¬†impulsada por la revista S√†piens. Su objetivo es¬†dignificar la memoria de estas mujeres reprimidas y asesinadas entre los siglos XV y XVII en Catalu√Īa (e¬†incluye un mapa de las cacer√≠as de brujas en la zona).

Se une as√≠ a otras iniciativas que¬†buscan¬†recuperar la memoria hist√≥rica de las brujas¬†en toda Europa y denunciar lo que seg√ļn Silvia Federici fue ¬ęuna guerra contra las mujeres¬ę, m√°s de dos siglos de ejecuciones y torturas¬†que¬†contribuyeron a instaurar el capitalismo moderno. Si quieres saber m√°s sobre este tema¬†te recomiendo su libro, ‘Calib√°n y la bruja’. Yo mientras voy a ver si me aprendo alg√ļn hechizo y consigo multiplicar los votos en las urnas¬†o convertir a una que yo me s√© en sapo. Ya te contar√©.

Abracadabra…

Lettermind, Wingardium leviosa (¡no leviosá!) de miscelánea:

Yo: Tengo que dejar de comer tantas mierdas. Tambi√©n yo: ¬ŅPatatas onduladas sabor √Ďu bebiendo del r√≠o? Al carro!

Concejala D Festejos¬†–¬†(@Concejajala)

Bueno, Lettermind, hasta aquí el Majas de hoy. Si crees que a alguien le puede gustar esta newsletter, no te cortes y reenvíasela. Ya sabes que nosotras, a diferencia de Bea Fanjul, somos muy de lo bueno por conocer.

<!–


–>

Si alguien te ha reenviado esta newsletter tan maja y quieres suscribirte, puedes hacerlo a trav√©s de este enlace. Si nos quieres contar algo, decirnos qu√© te parecen nuestros divagamientos o simplemente saludar, puedes escribirnos a [email protected]&nbsp;
‚úČÔłŹ Y si te has dejado alguna Majas sin leer, puedes revisarlas todas aqu√≠.

Comparte Comparte

Tuitea Tuitea

Reenvía Reenvía

Copyright © 2021 Majas, todos los derechos reservados. Claro que sí.
Has recibido este email tan majo porque te suscribiste.

Si alguna maja te ha enviado este email y quieres suscribirte, hazlo aquí

Email Marketing Powered by Mailchimp

<!–


–>

Lee y sigue las mejores newsletters desde la app de Lettermind
Sigue y lee todas las newsletters desde la app de Lettermind

Para poder crear una alerta y no perderte ninguna newsletter con tus intereses, tienes que iniciar sesión.
INICIA SESI√ďN PARA CREAR TU ALERTA

Para poder crear una alerta y no perderte ninguna newsletter con tus intereses, tienes que iniciar sesión.
INICIA SESI√ďN PARA CREAR TU ALERTA

Iniciar sesión

Registrar

Recordar Contrase√Īa

Compartir