Josef Ajram en las universidades

Volvemos a Granada. A mitad del primer año, cuando la mayoría tenemos 18 años y somos más insensatos que tu amigo el que el día 10 ha pasado el límite de la tarjeta de crédito, nos ofrecieron un curso de bolsa. El curso era en Madrid, estaba subvencionado al 50% por la Universidad de Granada y el ponente era el maravilloso Josef Ajram. Una persona de éxito, rica, deportista de alto rendimiento, tatuado… ¿que más queríamos?

La gente se volvió loca con esta noticia. Pero loca. El curso era de fin de semana y costaba 200€. Como en aquellos entonces mi padre seguía educándome financieramente, tenía menos dinero que el que va a bañarse. Insistí, como todos, pero no cedieron.

Llegó el fin de semana y se marcharon casi todos mis amigos. Estudiantes de primero de carrera de Administración y Dirección de Empresas enviados en nombre de la Universidad, ahora lo pienso y solo me sale gritar que viva España. Así nos va. Llegó el lunes, había sido un fracaso. Lo que iba a ser un fin de semana de pura bolsa con un ponente increíble, fue un PowerPoint con su cara a un lado. Debido a las quejas que presentaron todos mis compañeros y los padres, diría que fue el último año que subvencionaron estos cursos.

Me ahorré 200€. Pero quiero que te quedes con un detalle de esta historia. Como una mentira repetida 1.000 veces se convierte en la verdad más inquebrantable. Por que una institución gubernamental te diga que algo es bueno, debemos tener criterio propio y ver que nos están ofreciendo. Si no pensamos bien nuestras decisiones, podemos acabar en las garras de cualquier vende-humos que tanto rulan por internet.

¿Cómo acabé en el trading?

 

Lo que la UGR y mi padre no consiguieron, un instagramer sí. Seguía a un influencer que hablaba siendo políticamente incorrecto, de los que no se muerden la lengua. Hablaba sobre economía, negocios e inversiones y ese tono de ‘‘esto es lo que pienso y te lo demuestro’’ me la ponía como el cuello de Fernando Alonso.

Llegó el día que subió unas historias promocionando a una Escuela Online de Trading con un curso inicial de oferta con su código. Como no. Como en esa época ya tenía dinero, decidí probar. Soy de los que piensa que hay que formarse un poco de todo, a lo tío liendre que todo sabe y de nada entiende.

El curso eran 2 semanas. Me mareé los primeros días. Soporte, resistencia, pull back, alcista, bajista, vela japonesa, doji, martillo, tirabuzón, patatas con ketchup, bocadillo de choped… en fin, muchas palabras nuevas que destrozaron mi pobre mente.

Llegamos a la práctica y ahí ya era otro rollo. Como me gusta tirar líneas. De todo puedes sacar figuras, es increíble. Canales de tendencia, figuras de ruptura o consolidación… empezó a gustarme.

Cuando el curso acabó, decidí probar en una cuenta DEMO. Empecé a operar como si de vender zapatillas se tratasen. Compro, vendo, pongo un stop loss aquí, break heaven y para casa… una locura. Inexplicablemente me fue bien. No entendía mucho que es lo que estaba haciendo pero como el cerebro está creado para engañarnos, todo fue a peor. Nuestra mente está diseñada para que si algo sale bien, crea que va a volver a salir bien. Y así fue.

En 2 meses pasé de 10.000€ a 60.000€. En aquel entonces estaba en la oficina donde trabaja mi padre y los que a día de hoy son mis compañeros. Al acompañarme cada día viéndome como movía gráficas y números se interesaron por esos 60.000€. Mi padre inició la fiesta:

Te voy a dar 3.000€ para ver que haces hijo. Mi corazón subió a 100 pulsaciones por minuto. Otra persona dijo pues yo 500. Subí a 120. Otra dijo pues yo otros 500. Así hasta que acabé con un bank inicial de 5.000€ y unos nervios como en los 5 minutos previos a saber si eres positivo o no en Covid después de haber tenido un contacto con un positivo.

Fue la peor experiencia de mi vida junto a cuando fui Tipster SemiProfesional de apuestas deportivas (si te interesa esta historia, contaré como pasé a gestionar un grupo de 1.000 personas). No podía dormir. Me podía la presión de una manera que no me dejaba vivir. Al mes tuve que dejarlo. Por suerte realizaba operaciones de una manera tan segura que no perdí ni 1€. 5.000€ de vuelta a sus dueños.

Lo que quiero que aprendas de esto es que el Trading es fácil. Hacer líneas e interpretar datos todo el mundo puede hacerlo. Lo que casi nadie puede hacer por que depende casi en su totalidad de factores externos es hacer dinero con el Trading.

Puedes aprender cosas buenas, como por ejemplo marcar soportes y resistencias clave si vas a adquirir acciones de alguna compañía y quieres optimizar tus puntos de entrada o salida, pero ya está.

Ten en cuenta que 95 de cada 100 personas pierden en el Trading. No digo que tú vayas a estar ahí, pero son datos.

HooL Investor en 2021

Para cerrar esta Newsletter, marcaré una serie de objetivos de cara a 2021 en mi faceta profesional para que queden constancia y que mi mente los asimile. En próximas Newsletter desarrollaré cada punto.

  1. Consolidarnos como complejo rural número 1 de la Sierra de Cazorla. Llevamos 2 años en el puesto 1 de Booking y queremos seguir en ello. Tracé un plan a 4 años de control de gastos y aumento de ingresos y este es el año 4, te contaré como transcurre.
  2. Dar vida a Rentfy. Rentfy es la startup por la que muchos de vosotros empezasteis a conocerme. En 2021 queremos terminar la incubación y poder llegar a acuerdos de financiación con algunos inversores para darle alas al proyecto.
  3. Creación de un nicho de mercado. Creo que he detectado una ineficiencia en como el mercado se mueve en un sector de m ciudad y voy a intentar dar una solución.
  4. Quiero compartir mi experiencia. Creé esta Newsletter para poder escribir y compartir. Soy de los que piensa que para crecer, hay que primero dar para después recibir y con esta iniciativa creo que me desarrollaré mucho.
  5. Exclusiva. Mientras tu lees esta Newsletter, estamos firmando la compraventa de un terreno en Torrox, Málaga. Por ahora lo dejamos aquí, ya te contaré más detalles.

Hool Investor.

pd: en la próxima Newsletter ponte [email protected] y prepárate, por que vas a conocerme. Voy a contarte cosas sobre mi para que nos conozcamos mejor y sepáis quien coño está detrás de HooL Investor.

Lee y sigue las mejores newsletters desde la app de Lettermind
Sigue y lee todas las newsletters desde la app de Lettermind

Para poder crear una alerta y no perderte ninguna newsletter con tus intereses, tienes que iniciar sesión.
INICIA SESIÓN PARA CREAR TU ALERTA

Para poder crear una alerta y no perderte ninguna newsletter con tus intereses, tienes que iniciar sesión.
INICIA SESIÓN PARA CREAR TU ALERTA
Gestiona todas tus newsletters
Gestiona todas tus newsletters desde la bandeja de entrada y aprende cada semana con el mejor contenido filtrado por los creadores.
Gestiona todas tus newsletters
Gestiona todas tus newsletters desde la bandeja de entrada y aprende cada semana con el mejor contenido filtrado por los creadores.

Iniciar sesión

Crear cuenta

Restablecer Contraseña

Iniciar sesión

Crear cuenta

Restablecer Contraseña

Iniciar sesión

Registrar

Recordar contraseña

Compartir